NEFRECTOMÍA SIMPLES

Cirurgías Laparoscópicas

Término utilizado para la remoción completa del riñón, indicada en múltiples patologías renales, tanto las que llevan la pérdida total de la función renal, quiera sean obstructivas, quiera no, tanto las inflamatorias, infecciosas, hereditarias, congénitas y las que presentan hipertensión renovascular.

Clásicamente, el órgano siempre fue retirado por una incisión quirúrgica bastante dolorosa, en razón de la necesidad de seccionar toda la pared abdominal, incluyendo, además de la piel, varias camadas de musculatura. Con la laparoscopía, las incisiones son, comparativamente, mínimas, se reduce la necesidad del uso de analgésicos y se abrevia el tiempo de internación y de recuperación.

La primera nefrectomía laparoscópica fue realizada por el profesor Clayman y colaboradores, en el año 1991, cuando trataron una mujer de 85 años, portadora de enfermedad benigna (oncocitoma), en una cirugía con duración de siete horas.

A partir de entonces, gracias al desarrollo de la técnica, unido al desarrollo tecnológico de instrumentales y equipamientos, la laparoscopía ha sido aceptada como el mejor abordaje en la mayoría de las instituciones.

Los estudios de literatura, por su vez, ha mostrado a su inequívoca superioridad, trayendo a los pacientes innúmeros beneficios inherentes a una técnica mínimamente invasiva.

Fotos

Vídeos

feito com
icone criação de sites