UROLOGÍA PEDIÁTRICA

Especialidades

En urología, es significativa la incidencia de malformaciones congénitas. Tales patologías presentan particularidades tanto en el diagnóstico como en el tratamiento, además del manejo específico en el caso de pacientes pediátricos
.
La clínica dispone de completos equipamientos pediátricos endoscópico y de urodinámica necesarios para el diagnóstico y tratamiento. Ofrece también adecuada estructura radiológica para niños, sobre anestesia.

La Master Clínica tiene profesionales especializados y se perfeccionó en el área de la laparoscopia pediátrica, posibilitando la corrección de varias malformaciones urológicas por medio de esa técnica quirúrgica, que dispensa incisiones y proporciona menos dolor pos-operatorio, menor período de internación en el hospital y recuperación precoz.

Dra Mariana Araújo Barbosa Tanaka

Consultores

Graduated in Medicine from the Faculty of Medicine of Juazeiro do Norte

Residence in Pediatrics at Albert Sabin Children’s Hospital

Specialist in Pediatrics by the Brazilian Society of Pediatrics

Residency in Pediatric Nephrology by the Federal University of São Paulo (UNIFESP)

Title of Specialist in Pediatric Nephrology by the Brazilian Society of Nephrology and Brazilian Society of Pediatrics

Master in Applied Pediatric Sciences from the Federal University of São Paulo (UNIFESP)

Estenosis de la unión pieloureteral

Cirurgias minimamente invasivas

El estrechamiento del canal del riñón (también conocido como JUP – unión ureteropiélica, o estenosis de JUP) obstruye el flujo de orina que viene del riñón. Debe ser tratado quirúrgicamente cuando comienza a provocar daños en la función renal.

Ese estrechamiento puede ser corregido por la técnica endoscópica (endopielotomía): por medio de un conjunto de equipamientos, como videocámara, instrumentales, unidad de láser, se amplía la región del estrechamiento para normalizar el pasaje de la orina.

El procedimiento considerado de primera elección por sus óptimos resultados es la técnica mini laparoscópica, en que el acceso al riñón es a través de 3 a 4 orificios de 3 a 5 mm de diámetro. En esa cirugía, denominada pieloplastía, se extirpa el segmento estrechado y se hace una reconstrucción entre el uréter y el riñón, eliminando así al factor obstructivo.

Fotos

Estenosis de unión pieloureteral (JUP)

Doenças

Para entender lo que es la estenosis de JUP, es mejor comprender primero como los riñones producen la orina y de qué modo ella drena por la pelvis renal y uréteres, locales que son afectados por esa enfermedad.
El riñón tiene la función de filtrar la sangre, limpiándolo de los productos residuales del metabolismo del organismo, y producir la orina. La orina producida es recogida por la pelvis del riñón y, en seguida, transportada para la vejiga a través de un canal, conocido como uréter. La unión pieloureteral es la conexión entre la pelvis del riñón y el uréter.
El término estenosis significa estrechamiento o ahusamiento. La estenosis de la unión pieloureteral es una malformación del riñón, cuando ocurre un estrechamiento de esa unión. Eso provoca una obstrucción al pasaje de la orina, resultando en una acumulación en el riñón afectado y la posterior dilatación (hidronefrosis).

La estenosis de JUP puede ser detectada ya durante la gestación, a través de ecografía morfológica. La alteración encontrada es la hidronefrosis prenatal, que, después del nacimiento, debe ser evaluada e investigada por un urólogo especializado.
Entre los estudios de investigación, los más importantes son la ecografía del aparato urinario y la gammagrafía renal.

La cirugía (pieloplastía) consiste básicamente en retirarse la región estrechada (JUP) y “juntar” nuevamente los segmentos sanos.
Se puede realizar la pieloplastía de forma abierta, convencional (“corte” en el abdomen), o por medio de una técnica más moderna, la video laparoscopía. Por la video laparoscopía, el cirujano tiene acceso al riñón por pequeños agujeros (3 a 5 mm) que permiten la entrada de un sistema óptico con cámara e instrumentos mini laparoscópicos. Considerada mínimamente invasiva, esa técnica ofrece una serie de ventajas al paciente: menor trauma, menor sangrado y rápida recuperación postoperatoria.

La Master Clínica, pionera en la técnica laparoscópica, ofrece también esa modalidad de tratamiento a los pacientes pediátricos.

Fotos

Consultorio Infantil

Consultório

Los niños por lo general acompañados de sus padres son atendidos en un gran salón, decorado con el tema de los niños para hacer el cálido y conveniente para el ambiente evaluación clínica. A medida que se produce la espera en una sala de recurso proporcionado audiovisual para el entretenimiento completo del paciente. Se adjunta también ofrecen un baño con vestidor para la comodidad de las madres, pero sobre todo para la comodidad de los niños.

Ureterocele

Cirurgias minimamente invasivas

La ureterocele es una enfermedad que consiste en la presencia de una membrana en el segmento terminal del uréter, en la unión con la vejiga, lo que causa obstrucción del flujo urinario de aquella unidad renal. Como consecuencia, puede ser causa de infección urinaria de repetición, dilatación y hasta la pérdida de la función renal.

El tratamiento puede ser realizado a través del canal urinario (uretra) utilizándose un conjunto de equipamiento endoscópico, vídeo cámara y unidad de láser para promover la apertura de la membrana obstructiva.

En algunas situaciones, puede ser necesaria una técnica más compleja de tratamiento, como el reimplante de uréter al nivel de la vejiga. Esa modalidad es tradicionalmente realizada por medio de cirugía abierta, pero, más recientemente, se desarrolló la forma laparoscópica, trayendo una serie de ventajas a los niños, por ser mínimamente invasiva.

Fotos

Reflujo Vesicoureteral

Cirurgias minimamente invasivas

El tratamiento endoscópico se basa en la inyección submucosa, abajo de la entrada del uréter, de sustancias sintéticas que obstruyen el flujo retrógrado de orina, con resultados muy satisfactorios (eficaz de hasta 80%). Por no causar tantas complicaciones, la inyección endoscópica puede ser considerada una buena opción, principalmente para pacientes con reflujos menos intensos (grados I, II y III). En casos de grados más elevados de reflujo (IV y V), la eficiencia disminuye para aproximadamente 50%.

Los casos más avanzados de reflujos, o aquellos en que el tratamiento clínico o endoscópico no hicieron diferencia, podrán ser solucionados por medio de cirugías abiertas convencionales o por una técnica con más efectividad, que es la video laparoscopia.

La Master Clínica, pionera en la realización de cirugías mínimamente invasivas, ofrece esa modalidad de tratamiento para el RVU. Entre sus ventajas, se destacan: menor trauma del tejido, menor dolor pos-operatorio y recuperación más rápida

Válvula de uretra posterior

Doenças

La causa más común de obstrucción uretral congénita en niños está en la VUP, con incidencia de 1 caso para cada 3.000 a 8.000 nacidos vivos, afectando solamente varones. Actualmente el diagnóstico de 60% a 80% de los casos se hace todavía en el prenatal.
La válvula se caracteriza por una estructura membranosa, con origen en la mucosa de la pared de la uretra prostática, que obstruye el flujo de orina.
La obstrucción del flujo urinario ocasiona dilatación, estiramiento de la uretra posterior y engrosamiento del músculo de la vejiga, como se observa en la figura a seguir.

En niños mayores, los síntomas más evidentes son: pérdidas urinarias, urgencia de micción, alteraciones del chorro y goteo.
La asociación con la infección del tracto urinario aparece en más de 50% de los niños mayores de un año de edad portadoras de VUP.

La evaluación global del recién nacido es extremamente importante, con especial atención las funciones pulmonar, renal y posible asociación de infección urinaria.
La Uretrocistografía miccional es el mejor estudio disponible (modelo-oro) para el diagnóstico de VUP, sobre todo cuando asociado con reflujo vesicoureteral secundario.

Confirmada la sospecha de VUP, el abordaje inicial, generalmente de corta permanencia, debe ser de drenaje urinario vesical por medio de sonda.
Para varones nacidos a término, con peso adecuado, buen estado general y ausencia de infección, se debe considerar el tratamiento definitivo de la VUP a través de cauterización endoscópica de la válvula
Para pacientes con uretras de pequeño diámetro, infección urinaria o hasta mismo septicemia, disturbio de las excretas eliminadas por los riñones e insuficiencia renal, se indica la vesicostomía, que es un desvío temporario de la orina por la confección quirúrgica de un pequeño orificio subumbilical.
En neonato con insuficiencia renal grave, se puede indicar derivación urinaria más alta – ureteral o pelvis renal.

Untitled-1 copy
Untitled-1 copy
Untitled-1

Testículos intra-abdominales

Cirurgias minimamente invasivas

Los testículos que son palpables o que, en el examen de imagen, son visibles en la región inguinal, son fijados en la bolsa testicular por medio de cirugía abierta (orquidopexia). Los pacientes cuyos testículos no aparecen en el examen deben ser sometidos al tratamiento laparoscópico (video cirugía sin cortes), con finalidad inicial diagnóstica de localización y, enseguida, terapéutica, para a fijación escrotal.

El tratamiento podrá ocurrir en un tiempo, cuando los vasos son suficientemente largos para el posicionamiento del testículo en la bolsa escrotal, o en dos tiempos, cuando los vasos son cortos. En ese caso, se fija el testículo temporariamente en el trayecto inguinal y se espera un período mínimo de seis meses para el desarrollo de la circulación colateral (potenciación del órgano) y, en el segundo tiempo, se realiza la fijación escrotal definitiva.

Fotos

Duplicidad Pieloureteral

Cirurgias minimamente invasivas

Su origen está vinculado a mecanismos embriológicos complejos. Se trata de una duplicación del uréter de un mismo lado, formando unidades renales superior e inferior. Puede ser incompleta, cuando los canales (uréteres) de esas unidades se fusionan antes de llegar a la vejiga, o completa, cuando los canales de las unidades entran en la vejiga separadamente; en ese caso, puede presentar problemas distintos de obstrucción o reflujo de orina.

El tratamiento es quirúrgico y debe ser individualizado para cada situación. En el caso obstructivo, con el riñón preservado, se realiza un procedimiento de drenaje en el interior de la vejiga, vía canal, por medio de material endoscópico.

Cuando se trata de reflujo del uréter, puede ser necesario un procedimiento más complejo – el reimplante uretral, que está descripto en RVU.

Si hay pérdida de la función del órgano, la retirada de parte renal (heminefrectomía) podrá ser el tratamiento indicado. Podemos realizar ese procedimiento por la técnica laparoscópica, para minimizar el trauma quirúrgico y promover un rápido período de convalecencia.

La Master Clínica tiene profesionales capacitados en la identificación y tratamiento de esa compleja patología.

Fotos

Disfunción miccional

Doenças

La disfunción miccional es muy común en niños. Se trata de una disfunción de la vejiga caracterizada por un patrón anormal en su llenado o vaciado. El control de la función miccional en la infancia es adquirido a partir de 2 años de edad, pudiendo ocurrir hasta los 4 años. Ese disturbio está presente en 15% de los niños a los 7 años, siendo más común en varones. Es causa de infección urinaria en niños después de los 4 años de edad y, cuando no tratada, también origina baja autoestima, aislamiento social y alteraciones comportamentales.

Se puede manifestar con pérdidas de orina durante el día, enuresis nocturna, urgencia miccional, dolores abdominales, micciones irregulares o poco frecuentes (retención), constipación intestinal, residuos de orina y/o heces en la ropa, sensación de no vaciado vesical, vulvovaginitis o escaldaduras intratables, infecciones urinarias recurrentes, reflujo vesicoureteral secundario (retorno de orina de la vejiga para los riñones), entre otros.

El diagnóstico precoz es fundamental para el tratamiento adecuado, tratando de mejorar la condición social del niño y prevenir la formación de cicatrices renales en niños afectados por infección urinaria.

Válvula de uretra posterior

Cirurgias minimamente invasivas

La válvula de uretra posterior (VUP), por su potencial destructivo a las unidades renales y, considerando que ni siempre es de fácil identificación, hace con que su diagnóstico y, por consiguiente, el tratamiento tenga que ser el más rápido y eficaz posible.

El abordaje endoscópico uretral (canal de la vejiga), usualmente el tratamiento de elección, consiste en la utilización de un sistema de cámara de alta definición acoplado a los instrumentos endoscópicos (propios para el paciente infantil) provistos de una unidad de láser para la fulguración (cauterización) de la válvula, eliminando así al componente obstructivo.

El niño tiene una rápida recuperación pos-operatoria, recibiendo alta del hospital un día después del procedimiento.

Fotos

Enuresis Nocturna

Doenças

Se trata del hábito involuntario de orinar durante el sueño. Cerca del 15% de los niños en torno de 5 años de edad presentan pérdidas nocturnas de orina, siendo más común en niños. Es con el inicio de la vida escolar que la mayoría de los padres y médicos pasan a preocuparse con la continencia nocturna, en razón del impacto negativo que la enuresis puede desempeñar en la socialización del niño.
Cuando el síntoma es único, se llama enuresis nocturna mono sintomática, e hijos de padres que perdían orina en la cama presentan probabilidades aumentadas entre 44% y 77% que también sufren de enuresis nocturna.
Al notarse que la enuresis nocturna está asociada a síntomas diurnos caracterizados por aumento de la frecuencia urinaria, pérdidas de orina durante el día el chorro de la micción débil, se debe evaluar al niño para investigar enfermedades anatómicas del tracto urinario o comprometimiento neurológico.

Las opciones de tratamiento varían de acuerdo con los aspectos del problema y perfil del niño. La terapia de modificación comportamental es una buena opción terapéutica y trata de mudar comportamientos inadecuados que contribuyen con la persistencia de la enuresis (por ejemplo, ingerir líquidos antes de dormir y no orinar regularmente durante el día), introduciendo una reeducación de la micción. Después de una evaluación criteriosa, una terapia medicamentosa podrá ser utilizada en busca de mejor resultado.

Vejiga Neurogénica

Doenças

La función de la vejiga urinaria es el almacenamiento de orina hasta una cierta capacidad (variable de acuerdo con la edad del niño), ocurriendo la micción voluntaria (acto de orinar) en momento socialmente oportuno, siempre con bajas presiones dentro de la vejiga (para evitar daños al tracto urinario).

La vejiga neurogénica se refiere a un conjunto de enfermedades que afectan el funcionamiento normal de la vejiga, por el resultado de lesiones neurológicas, tanto en el sistema nervioso central (encéfalo, médula) como en el sistema nervioso periférico (inervación de la vejiga).
Las principales enfermedades pediátricas que evolucionan con la vejiga neurogénica son: mielomeningocele (defecto en el cierre de la columna), disrafismos ocultos de la columna vertebral (patologias no visibles de la columna), enfermedades que afectan el sistema nervioso central (parálisis cerebral), entre otros.

La vejiga neurogénica puede manifestarse de dos formas: vejiga hipercontráctil y vejiga hipocontráctil.
La vejiga hipercontráctil (hiperactiva) tiene paredes más espesas y baja capacidad de almacenamiento. Se manifesta por espasmos vesicales involuntarias y frecuentes, haciendo con que el paciente aumente las idas al baño, algunas veces presentando incontinencia urinaria (pérdidas de orina en la ropa íntima).
La vejiga hipocontráctil (hipoactiva) tiene paredes finas, con capacidad de almacenamiento aumentada y sensibilidad disminuida. Se manifesta por llenarse la vejiga más de lo esperado para la edad, pudiendo proporcionar incontinencia urinaria por transbordamiento. Además de eso, durante la micción, el niño no consigue vaciar correctamente la vejiga (por la baja fuerza de contracción del músculo de la vejiga), aumentando la presencia de resíduo de orina, que es factor de riesgo para infección urinaria.

El diagnóstico correcto de la vejiga neurogénica exige exámenes específicos, como: estudio urodinámico, Uretrocistografía miccional y ecografía del aparato urinario.

La Master Clínica dispone de todos los métodos de diagnósticos adecuados para atender a la población pediátrica. Cuenta también con un cuerpo clínico calificado en Urología y Nefrología Pediátrica para el acompañamiento ideal del niño con vejiga neurogénica.

Fotos

Criptorquidia

Doenças

Se caracteriza por una falla en el descenso del testículo hasta el escroto (bolsa testicular), durante el desarrollo del feto. Después de su surgimiento (en el retroperitoneal en la topografía abdominal), los testículos migran hacia abajo, a través del canal inguinal (en la ingle) y, al nacimiento, ya deben estar fijos dentro de la bolsa testicular. Puede, entretanto, ocurrir de que uno o ambos testículos tengan una descenso incorrecto.
Los testículos criptorquídicos pueden ubicarse tanto en el canal inguinal como dentro del abdomen (intra-abdominal). En el examen físico, se puede notar un escroto hipoplásico (vacío) y palparse un testículo en la región inguinescrotal. En 20% de los casos, los testículos no son palpables, pudiendo indicar que están en una posición abdominal.

Hasta que el niño cumpla 1 año de edad, existe la probabilidad de los testículos criptorquídicos continúen su movimiento de migración hasta el escroto.
Después de ese período, se recomienda tratamiento quirúrgico. Existen protocolos de tratamiento clínico con uso de hormonas para estimulación de la descendida testicular, todos sin comprobación de eficacia clínica.

Fotos

Megaureter

Doenças

Se refiere a un uréter anormal por presentar dilatación y eventual tortuosidad. Esa condición viene, en general, asociada a algún factor obstructivo – funcional o mecánico – para el flujo de orina. Conceptualmente se puede decir que uréteres con calibre de 7 mm o más son considerados dilatados.
El surgimiento del mego uréter puede ocurrir en el período gestacional; es primario cuando están relacionadas las alteraciones congénitas del propio uréter, o secundario, cuando están relacionadas las anormalidades obstructivas de la vejiga o de la uretra.
El mego uréter es detectado por la ecografía prenatal. Ya los casos no identificados durante la gestación pueden presentarse a través de episodios de infección urinaria, dolor abdominal, sangrado en la orina, cálculos urinarios, masas abdominales palpables o, en situaciones más severas, insuficiencia renal.

Las pruebas de elección para la detección y el seguimiento son la ecografía, la Uretrocistografía miccional y gammagrafía renal.

El tratamiento es inicialmente clínico, habiendo indicación de cirugía en casos de dolor persistente, infección recurrente, hematuria (eliminación o sangre en la orina) y empeoramiento de la función renal, que se produce entre 9 % y 28 % de los casos .
El tratamiento clínico consiste básicamente en terapia preventiva con antibiótico (uso diario en dosis bajas) y acompañamiento con estudios de imagen.
Ya el tratamiento quirúrgico tiene por principio la eliminación de la parte distal enferma del uréter, la reducción de tamaño uretral y reimplante uretral. El éxito de la cirugía es entre 75 % y 95 % de los casos.

Fotos

Hidronefrosis prenatal

Doenças

El término hidronefrosis prenatal o ectasia pielocalicial se refiere a una dilatación presente en el riñón del feto que puede comprometer uno o ambos riñones. Corresponde a 15% de todas las malformaciones detectadas todavía en el período de la gestación.

Durante el acompañamiento prenatal de las gestantes, se puede identificar la hidronefrosis prenatal a través de la ecografía morfológica, rutinariamente realizado para evaluar en detalle el desarrollo del bebé y la detección temprana de posible malformación estructural del feto.
La mayoría de los casos (cerca de 70%) va a evolucionar favorablemente, no necesitando de ninguna intervención quirúrgica.
Las principales causas de hidronefrosis prenatal son: estenosis de la unión pieloureteral (más común), reflujo vesicoureteral, válvula de uretra posterior y mega uréter.
Antes mismo del nacimiento del niño, se puede hacer la evaluación urológica, que consiste básicamente aclarar a los padres sobre las principales causas y los respectivos tratamientos posibles después del nacimiento. Todavía no hay tratamientos intervencionistas intrauterinos con efectiva comprobación científica.

Después del nacimiento, el niño debe ser evaluada por especialistas (uro pediatra e nefropediatra) para llegar al diagnóstico específico y tratamiento adecuado.

Fotos

Hipospadias

Doenças

Una de las anomalías congénitas más comunes en varones recién nacidos resulta en la malformación de desarrollo de la uretra, que hace con que el orificio por donde sale la orina (meato uretral) no se encuentre en la posición habitual, o sea, en la parte superior del pene. La uretra puede, entonces abrirse en cualquier posición a lo largo de la parte ventral (inferior) del pene.

El orificio uretral puede ubicarse desde la parte más próxima de la cabeza del pene (glande), pasando por el escroto (bolsa testicular), hasta la región próxima del ano (perineo). Cuanto más distante del glande del pene esté el orificio de la uretra, más grave es el cuadro clínico, en razón de la complejidad del tratamiento. Felizmente, las hipospadias más distales (orificio uretral próximo del glande del pene) constituyen la gran mayoría de los casos (cerca de 70%).

El tratamiento de la hipospadias es quirúrgico. En general, las hipospadias más próximas del glande son tratadas en un solo tiempo, mientras las hipospadias más distantes del glande necesitan de más cirugías para su corrección (cirugía y etapas).
La época ideal para la realización de la cirugía debe ser entre 6 meses y 2 años de edad, pues en este período el niño ya posee madurez funcional del organismo para soportar todo el proceso anestésico/quirúrgico y todavía no alcanzó la fase de reconocimiento de los genitales, disminuyendo la probabilidad de desarrollar traumas psicológicos

Para el éxito de la cirugía, además de la técnica quirúrgica empleada, también son importantes los apósitos realizados aún en la sala operatoria y en el postoperatorio, además del uso de sonda uretral para drenaje de la orina.

El índice de complicaciones postoperatorias es alto, pudiendo llegar a 30%. Las principales complicaciones son: abertura de la nueva uretra (fístula de la neo uretra), obstrucción (estenosis) de la neo uretra, abertura de los puntos de sutura (dehiscencia) del glande, entre otras.

La Hernia Inguinal / Hidrocele

Doenças

Son patologías que se caracterizan por una hinchazón (abultado) indolora en la región de la ingle (inguinal) o, en los niños, en la región inguinescrotal.

La edad más común de surgimiento de los síntomas es entre 3 y 4 años, pero pueden surgir en cualquier edad, hasta mismo después del nacimiento. La hinchazón en la región del ingle, más común en el fin del día, se intensifica con el llanto y esfuerzo físico. En general, el portador de hernia no siente dolor en la región; cuando el dolor está presente, es posible tratarse de hernia encarcerada. En ese caso, el niño debe ser evaluado con urgencia por un cirujano (de preferencia, un especialista).

El tratamiento es quirúrgico (herniorrafía inguinal) y se debe programar la corrección quirúrgica después del diagnóstico. Cuanto más se pospone el tratamiento, mayor el riesgo de encarceramiento de la hernia, una complicación grave que aumenta el riesgo quirúrgico.

Fotos

Infección Urinaria

Doenças

La infección del tracto urinario (ITU) es común durante la infancia. Se estima que 8% de las niñas y 2% de los varones van a presentar por lo menos un episodio de ITU hasta los 7 años de vida.

Las manifestaciones clínicas varían de acuerdo con el grupo de edad y con el segmento del tracto urinario afectado (se involucra el riñón o se está limitada a la vejiga). En lactantes y niños pequeños, la ITU puede manifestarse por señales y síntomas inespecíficos (fiebre, irritabilidad, disminución del apetito, vómitos, diarrea y postración). La presencia de fiebre sin foco aparente en el examen clínico es, en la práctica, la principal evidencia en ese grupo.

Niños mayores, que ya no usan pañales, pueden presentar quejas más localizadas, como dolor para orinar, pérdida de orina durante el día o noche, dolor lumbar o en el abdomen.
La infección urinaria es causada frecuentemente por microorganismos provenientes de las heces, siendo a Escherichia coli el patógeno aislado en 80% a 90% de los casos, y puede estar asociada con malformaciones del tracto urinario, siendo muchas veces necesaria una investigación más detallada sobre la posible causa de la infección.

Delante de un niño con fiebre y sospecha de infección del trato urinario, el diagnóstico precoz es de extrema importancia, pues permitirá el tratamiento adecuado, disminuyendo el riesgo de formación de cicatrices renales, secuelas de la infección que posibilitan el desarrollo de hipertensión arterial y enfermedades renal crónica futura.

Reflujo Vesicoureteral (RVU)

Doenças

El RVU es un flujo retrógrado de orina de la vejiga para el tracto urinario superior (riñones), generalmente congénito y relacionado al desarrollo embriológico. El reflujo urinario facilita la migración de las bacterias a los riñones, lo que predispone así la aparición de la infección (pielonefritis). Una respuesta inmune-inflamatorio causada por la infección pielonefritis puede resultar en daño a los riñones y la formación de cicatrices renales

Se trata de una de las enfermedades más comunes de la infancia y, cuando no tratada adecuadamente, tiene alta morbilidad y puede provocar daño renal con la consiguiente hipertensión y la insuficiencia renal crónica.
Cuando estudiamos grupos de niños con infección del tracto urinario (ITU), la prevalencia de RVU es de aproximadamente 30%.

El surgimiento del RVU puede darse en el período gestacional, siendo detectado a través de la ecografía prenatal (está asociado a la hidronefrosis prenatal).
Los casos de RVU no detectados durante la gestación pueden presentarse a través de episodios de infección urinaria, dolor abdominal, sangrado en la orina, cálculos urinarios, masas abdominales palpables o, en situaciones más severas, insuficiencia renal.

Métodos de imagen realizados en la evaluación de RVU se dividen entre los que objetivan de diagnosticar el reflujo y los que evalúan el tracto urinario superior, en la búsqueda de cicatrices renales. Las investigaciones complementarias, también permiten diagnosticar otras anomalías asociadas.
Uretrocistografía miccional: es el principal estudio para diagnóstico y graduación del RVU.
Ecografía de riñones y vías urinarias: método inicial de evaluación del tracto urinario superior; puede detectar malformaciones asociadas.
La gammagrafía renal con DMSA: evalúa la función tubular de los riñones y detecta la presencia de cicatrices corticales.

El tratamiento clínico consiste en la utilización de antibióticos en bajas dosis (profilaxis) diariamente y fue propuesto como alternativa a la corrección quirúrgica, con base en el hecho de que, en la mayoría de los niños que presentan grados más bajos, la resolución del reflujo puede ser espontánea durante la fase de crecimiento.

Ya en el tratamiento quirúrgico, el objetivo es impedir que la orina infectada suba para el tracto urinario superior, a fin de reducir la probabilidad de nuevos episodios de pielonefritis. La indicación de tratamiento quirúrgico del RVU es individualizada, depende de amplia investigación.

Fotos

Fimosis

Doenças

Se puede definir fimosis como un estrechamiento del orificio del prepucio (piel que recubre el glande, que es la cabeza del pene). Ese estrechamiento no permite que el prepucio sea retráctil, lo que torna difícil o mismo imposible exponer el glande. Todo niño, al nacer, presenta fimosis fisiológica, o natural, pero, alrededor de los 3 años de edad, 90% de ellos ya estarán con el problema resuelto espontáneamente.

Con 1 año de edad, a los niños que todavía no presentan exposición completa del glande, se puede indicar tratamiento con pomada a base de corticoide, que acelera la abertura del prepucio. Aquellos que no presentan mejora con el uso de la pomada, se indica la cirugía (llamada circuncisión), realizada después que el niño deje el uso de pañales (entre 2 y 3 años).

El tratamiento quirúrgico es realizado sobre anestesia general, tiene carácter ambulatorio (alta en el mismo día) y rápida recuperación postoperatoria, cuando realizada en la edad ideal.

Posibles complicaciones de la fimosis no tratada: balanopostitis, parafimosis, infección urinaria, asociación con cáncer de pene y enfermedades sexualmente transmisibles (en la vida adulta).

Fotos

Estudo urodinâmico

Exames

Examen indicado para evaluar el funcionamiento de la vejiga en niños con síntomas como incontinencia urinaria, urgencia miccional, aumento de la frecuencia urinaria y enuresis nocturna. También se indica la urodinámica cuando el niño presenta infección urinaria de repetición.

Se utiliza un programa de computador (software) que permite estudiar la dinámica de la micción por el llenado de la vejiga a través de una sonda.

Los exámenes son realizados por nuestros urólogos pediátricos, Dr. Alex Tanaka y Dr. Gustavo Marconi, especialistas en tratar las enfermedades que afectan la vejiga del niño.

Para un examen de mayor calidad, utilizamos recursos audiovisuales, que tornan el método más cómodo para los pequeños pacientes.

Uretrocistografía la Micción Con Sedación

Exames

Examen indicado para niños con menos de 3 años de edad con episodio (único) comprobado de infección urinaria y para niños mayores de 3 años con infección urinaria de repetición.

Actualmente es el único examen capaz de diagnosticar y graduar el reflujo vesicoureteral (retorno de orina de la vejiga para los riñones), permitiendo su tratamiento adecuado.

Se Recomienda también para pacientes con sospecha de válvula de uretra posterior (membrana en el canal de la uretra que impide la salida de la orina).

En la Master Clínica, es realizado sobre sedación (anestesia), pues permite un examen de mejor calidad, con menor molestia para el paciente. Contamos con un equipo propio de anestesistas, especialistas en anestesia infantil.

Ecografía Pediátrica

Exames

La ecografía es un excelente examen de imagen para niños, pues posibilita el diagnóstico de las principales enfermedades que afectan el tracto urinario y genital sin la utilización de radiación.

La Master Clínica ofrece una ecografía de abdomen total, aparato urinario, región inguinal, bolsa testicular con doppler, y otros.

Realizamos los exámenes en niños de todas las edades (desde pocos días de vida hasta adolescentes). Los exámenes son realizados por los propios uro-pediatras, Dr. Alex Tanaka y Dr. Gustavo Marconi, especialistas en ecografía y capacitados para tratar las patologías diagnosticadas en los exámenes.

Ofrecemos un ambiente propicio para la realización de los exámenes, con recursos audiovisuales, que distraen al niño, y uso de gel calentado (principalmente para los días fríos).

CONSULTORES

Consultores

  • Dr Pedro Manzini Filho

    Urólogo de la asistencia médica a los Funcionarios Civiles del Estado – IAMSPE en Sao Paulo, jefe del Sector de Trasplante Renal.

  • Dr José Carnevale

    Miembro de la Sociedad Brasileña de Cirugía Pediátrica y la Sociedad Brasileña de Urología, ex jefe del Servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital Infantil Darcy Vargas en Sao Paulo

  • Dra Mariana Araújo Barbosa Tanaka

    Especialista en Nefrología Pediátrica por la Sociedad Brasileña de Nefrología y la Sociedad Brasileña de Pediatría

feito com
icone criação de sites