PIELOPLASTIAS

Cirurgías Laparoscópicas

Una de las enfermedades urinarias congénitas pero común es la estenosis (estrechamiento) de la unión entre la pelvis renal y el uréter, dificultando que la orina producida en el riñón tenga libre flujo para la vejiga, lo que puede llevar a la hidronefrosis (dilatación renal) de varios grados y culminar hasta con la pérdida total del riñón.

La plástica renal, entre los varios tipos de abordaje, es el tratamiento recomendado hace algunas décadas como la mejor opción, con tasa de cura de 98%. Para la realización de este tipo de cirugía, tradicionalmente siempre fue necesaria la realización de lumbotomía (corte extenso en la región lumbar), que es bastante dolorosa y exige largo tiempo de internamiento — algunas de las grandes desventajas de la técnica.

Con el advenimiento de la cirugía laparoscópica, los pacientes portadores de este tipo de enfermedad pueden ser tratados de una forma mínimamente invasiva, reduciéndose gran parte de la morbilidad de la cirugía abierta, sin comprometer los resultados.

Fotos

Vídeos

feito com
icone criação de sites