NEFRECTOMIA RADICAL

Cirurgías Laparoscópicas

El riñón puede ser acometido por un tumor de naturaleza maligna y la remoción quirúrgica del órgano ha sido recomendada como la principal forma de tratamiento curativo. Clásicamente esta cirugía es realizada por vía abierta, con grandes incisiones, retirándose, además del órgano principal, toda la envoltura y tejidos adyacentes, o sea, la remoción en bloque, lo que se puede entender como una cirugía radical.

Sin embargo, en los centros donde la técnica mínimamente invasiva se presenta bien desarrollada, este procedimiento puede ser realizado con toda la radicalidad recomendada, pero sin los inconvenientes de una extensa cicatriz de incisión quirúrgica, con pos-operatorio bien menos doloroso y recuperación mucho más precoz.

En situaciones no raras, en razón de la enfermedad neoplásica ser detectada cada vez más precozmente, principalmente en los días actuales, por cuenta del uso de exámenes de imágenes de alta resolución como método diagnóstico, los pacientes tienen todavía la chance de obtener el tratamiento de una forma más conservadora, o sea, evitar la extirpación completa de todo el riñón. En este caso, la utilización de la cirugía laparoscópica también se hace posible, trayendo beneficio inequívoco a los pacientes.

Fotos

feito com
icone criação de sites