CISTECTOMÍA RADICAL

Cirurgías Laparoscópicas

Cirugía de grandes dimensiones que consiste en la retirada total de la vejiga cuando ésta es acometida por cáncer infiltrativo, que es el segundo tumor más frecuente del aparato urinario. En esa cirugía, además de la vejiga, rutineramente se remueve en bloque la próstata, las vesículas seminales y los ganglios linfáticos pélvicos, para asegurar mayores condiciones de cura.

Este tipo de procedimiento, cuando hecho de forma convencional, exige la realización de grandes incisiones en el abdomen, alrededor de 30 centímetros, trayendo una serie de desventajas para el paciente, como mayor morbilidad quirúrgica, sangrado intra-operatorio y una preocupante tasa de complicaciones, tanto precoz como tardías.

Como parte del tratamiento, después de  la extirpación del órgano, el cirujano confecciona un sistema de drenaje  de reservatorio de orina, o sea, se utiliza  de técnicas de substitución vesical del modo más fisiológico posible, para minimizar las consecuencias de un impacto social que tales pacientes pueden venir a tener. En los últimos años, la técnica más aplicada es el uso de un segmento de intestino delgado colocada en posición ortotópica (en el lecho original de la vejiga).

A pesar de ser una cirugía de gran complexidad, la técnica laparoscópica puede ser empleada con pleno éxito. Realizada en los grandes centros de laparoscopía, representa la más reciente frontera del desarrollo de la técnica mínimamente invasiva.

El sector de laparoscopia de la MASTER CLÍNICA realiza la cistectomía radical con gran competencia, proporcionando innúmeros beneficios a sus clientes.

Fotos

Vídeos

feito com
icone criação de sites